Cómo ahorrar gas

  • Mantén la calefacción de tu hogar a una temperatura entre los 19° y 21°.
  • Realiza una mantención periódica de tu calefón, así aprovecharás mejor su potencia útil. Los inyectores tapados, el intercambiador de calor sucio y el sarro acumulado en la cañería del serpentín, afectan la potencia del artefacto.
  • Para mantener el calor en tu hogar, siempre revisa que no existan filtraciones de aire.
  • Utilizar cortinas gruesas ayuda a conservar de mejor manera el calor dentro de la vivienda.
  • Si utilizas agua caliente en la ducha, en el lavamanos o lavaplatos, regule la temperatura desde el calefón. Al abrir el agua fría para regular la temperatura consumirás gas sin necesidad ya que tu calefón seguirá funcionando a alta potencia.
  • Cuando cocines, trata siempre de realizarlo con las ollas tapadas. Además, siempre utiliza los quemadores de la cocina en función al tamaño de las ollas, es decir, no utilices quemadores más grandes que el área a calentar.