Si sientes olor a gas

  • En primer lugar, corta el suministro de gas.
  • Ventilar rápidamente la zona donde sientas olor a gas, abriendo puertas y ventanas. Recuerda que el gas se va a las partes más bajas por ser más pesado que el aire.
  • No utilizar artefactos que puedan producir chispas, tales como celulares, aparatos eléctricos, timbres o interruptores eléctricos.
  • No encender cigarrillos, fósforos ni encendedores.
  • Sal de la zona afectada y contáctate a través de tu celular o el de tu vecino, al número de emergencias de Gasco  600 822 2222.
  • Recuerda hacer una mantención de tus artefactos a gas al menos cada 6 meses.

Uso seguro de artefactos

  • Inspeccione el estado de sus aparatos a gas. Utilice siempre materiales de alta resistencia y calidad.
  • Si se va a ausentar por tiempo prolongado de su hogar, cierre la llave de paso del gas de su vivienda.
  • Asegúrese de encender un fósforo cerca del quemador o presione el botón de encendido antes de dar el gas al quemador.
  • Si el quemador no se enciende, apague el gas y espere al menos cinco minutos hasta que se pase el olor a gas antes de volver a intentarlo. No ponga el gas al máximo antes de encender el quemador.
  • La llama del piloto debe ser azul. Llame al fabricante o a un instalador de gas en caso que sea roja, amarilla o negra.
  • No aplique aerosoles cerca de aparatos de gas encendidos, ya que éstos son altamente inflamables.
  • Considere que la composición y el comportamiento del gas licuado y el gas natural ante temperatura y presión son distintos, por lo que puede ser peligroso usarlos con un artefacto incorrecto.
  • Siempre supervise a sus niños cuando estén cerca de un aparato a gas.

Verificar que exista ventilación permanente en los recintos donde estén instalados los artefactos a gas. La falta de oxígeno en un ambiente cerrado puede provocar una combustión imperfecta y una alta emisión de monóxido de carbono. El CO es un compuesto muy peligroso, cuya inhalación puede provocar incluso la muerte.

Al sentir olor a gas, NO utilizar fósforos para detectar fugas. Cortar el suministro general de gas de la instalación y ventilar la habitación. Luego, verificar si hay alguna llave de paso abierta, quemador de cocina o piloto del calefón.

Sustancias peligrosas tales como parafina, alcohol, cera para pisos, pinturas, etc., deben ubicarse a más de 1 m de distancia de cualquier artefacto a gas.

No instalar artefactos de combustión o elementos eléctricos, cámaras o sumideros de alcantarillado alrededor de los estanques de gas licuado.

No intervenir los medidores o reguladores. Estos sólo pueden ser manipulados por personal de la compañía proveedora de gas.

NUNCASIEMPRE
Manipule o fuerce válvulas de derivación o de seguridad, ni accesorios, ni perillas de control de gas.Asegúrese que los artefactos a gas tengan ventilación adecuada y no cubra las ventilaciones de los recintos en que se ubican.
Use cocinas a gas para calefaccionar. Dar a cada artefacto el uso para el que está diseñado.Lea y siga las instrucciones del fabricante para encender piloto y quemadores.
Utilice en interiores artefactos diseñados para uso en el exterior.Asegúrese que los medidores, reguladores de presión y cilindros de gas licuado estén accesibles y en buen estado.
Deje ni instale calefactores a gas portátiles o fijos en dormitorios o baños.Mantenga limpios y en buen estado artefactos, quemadores y sistemas de evacuación.