Uso de cilindros en edificios

  • Puedes utilizar cilindros de hasta 15 kg ubicados a lo más en el quinto piso de tu edificio en artefactos móviles, tales como estufas o parrillas, siempre y cuando el cilindro se encuentre incorporado al artefacto.
  • No está permitido el uso de cilindros a gas en artefactos fijos, tales como cocinas y calefones.
  • Ubica tus cilindros de gas en espacios ventilados, a una distancia mayor a 30 cm de los conductores eléctricos e interruptores y a más de 50 cm de los enchufes eléctricos.
  • No podrás usar ni mantener tus cilindros en niveles inferiores al suelo como sótanos o subterráneos, ni en cajas de escaleras y pasillos.
  • Mantén los cilindros de gas, vacíos y llenos, en lugares abiertos exteriores tales como balcón, logia o terraza y siempre en posición vertical.

¿Se puede tener cilindros de gas en los edificios?

Siempre nos hemos preguntado si podemos tener cilindros de gas en el interior del edificio, aquí te contamos algunas cosas que deberías saber.

Por motivos de seguridad y cláusulas de los edificios, el mito popular hace pensar que no es apto tener un cilindro de gas en el interior, pero más allá de eso siempre nos hemos preguntado si está legalmente permitido. Y es que hoy, la versatilidad de los aparatos domésticos nos permite tener los mismos, en versiones eléctricas o a gas.

Según la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC), “La normativa vigente no permite el uso de cilindros de gas en edificios para aparatos fijos (cocinas, calefones) y sólo se permite el uso de cilindros de hasta 15 Kg, para artefactos móviles, donde los cilindros se encuentren incorporados”. Desde estufas, parrillas hasta lámparas es lo que podemos reemplazar para usarlo con gas.

Cuando queremos celebrar algún acontecimiento, siempre se nos viene a la cabeza un rico asado con los amigos, y la parrilla a gas es ideal para departamentos. Fácil de encender, podemos controlar la potencia y perfecta para terrazas pequeñas. Pero se nos hace un poco más difícil bajo la premisa de esta errónea creencia.

Pablo Álvarez, jefe de marca de Gasco, comenta que efectivamente el uso de gas en edificios está permitido, siempre y cuando se tomen las medidas necesarias para su uso seguro. Es así que el experto recomienda siempre utilizar el cilindro cerca de un sitio con ventilación, no exponiéndolos al calor, llamas o cercanos a fuentes eléctricas como enchufes y siempre adquirirlos de proveedores establecidos.

Cabe destacar que estas indicaciones de nada nos sirven si no cumplimos con las precauciones básicas. Es importantísimo tener presente el no utilizar mangueras comunes para conectar un balón de gas con un artefacto, sino las reglamentarias y revisar periódicamente si se encuentran en buen estado.

Al recibir un cilindro

  • Las manillas, la base y el cuerpo del cilindro no deben presentar golpes o deformaciones.
  • El sello de tu cilindro debe estar intacto. Una vez que hayas retirado el sello, verifica que la válvula no presente golpes ni deformaciones y que su anillo de goma se encuentre intacto.
  • Mueve el cilindro para confirmar que esté lleno. Cada cilindro  es llenado, pesado y controlado en las plantas de Gasco donde se incorpora un sello de seguridad con doble pre-picado.
  • En caso de dudas, puedes solicitar a tu distribuidor su respectivo reemplazo.

El peso total del cilindro menos la tara te indica los kilos contenidos.

Puede existir una variación minima de llenado que es permitida por la norma y todas las empresas de gas lo aplican por defecto. Esto se origina porque la fabricación de un cilindro puede tener un poquito más de soldadura que otro o las asas algo más largas o más o menos capas de pintura.

 
29,3 kls (Peso total del cilindro
14,3 kls (TARA)
 
 
15 kls (Contenido de Gas)

Esto significa que tu cilindro puede venir incluso con un poquito más de gas. Puedes revisar la tolerancia superior e inferior aceptada por la norma, en cada formato en la tabla.

FormatoContenido nominalTolerancia superiorTolerancia inferior
22 kilos150 grs– 100 grs
55 kilos150 grs– 100 grs
1111 kilos350 grs– 300 grs
1515 kilos450 grs– 300 grs
4545 kilos800 grs– 400 grs

Retira tú mismo el sello de calidad que cubre la válvula, chequeando que esté intacto y firmemente adosado al cuerpo de la válvula.

Si sientes olor a gas

  • En primer lugar, corta el suministro de gas.
  • Ventilar rápidamente la zona donde sientas olor a gas, abriendo puertas y ventanas. Recuerda que el gas se va a las partes más bajas por ser más pesado que el aire.
  • No utilizar artefactos que puedan producir chispas, tales como celulares, aparatos eléctricos, timbres o interruptores eléctricos.
  • No encender cigarrillos, fósforos ni encendedores.
  • Sal de la zona afectada y contáctate a través de tu celular o el de tu vecino, al número de emergencias de Gasco  600 822 2222.
  • Recuerda hacer una mantención de tus artefactos a gas al menos cada 6 meses.

Uso seguro de artefactos

  • Inspeccione el estado de sus aparatos a gas. Utilice siempre materiales de alta resistencia y calidad.
  • Si se va a ausentar por tiempo prolongado de su hogar, cierre la llave de paso del gas de su vivienda.
  • Asegúrese de encender un fósforo cerca del quemador o presione el botón de encendido antes de dar el gas al quemador.
  • Si el quemador no se enciende, apague el gas y espere al menos cinco minutos hasta que se pase el olor a gas antes de volver a intentarlo. No ponga el gas al máximo antes de encender el quemador.
  • La llama del piloto debe ser azul. Llame al fabricante o a un instalador de gas en caso que sea roja, amarilla o negra.
  • No aplique aerosoles cerca de aparatos de gas encendidos, ya que éstos son altamente inflamables.
  • Considere que la composición y el comportamiento del gas licuado y el gas natural ante temperatura y presión son distintos, por lo que puede ser peligroso usarlos con un artefacto incorrecto.
  • Siempre supervise a sus niños cuando estén cerca de un aparato a gas.

Verificar que exista ventilación permanente en los recintos donde estén instalados los artefactos a gas. La falta de oxígeno en un ambiente cerrado puede provocar una combustión imperfecta y una alta emisión de monóxido de carbono. El CO es un compuesto muy peligroso, cuya inhalación puede provocar incluso la muerte.

Al sentir olor a gas, NO utilizar fósforos para detectar fugas. Cortar el suministro general de gas de la instalación y ventilar la habitación. Luego, verificar si hay alguna llave de paso abierta, quemador de cocina o piloto del calefón.

Sustancias peligrosas tales como parafina, alcohol, cera para pisos, pinturas, etc., deben ubicarse a más de 1 m de distancia de cualquier artefacto a gas.

No instalar artefactos de combustión o elementos eléctricos, cámaras o sumideros de alcantarillado alrededor de los estanques de gas licuado.

No intervenir los medidores o reguladores. Estos sólo pueden ser manipulados por personal de la compañía proveedora de gas.

NUNCASIEMPRE
Manipule o fuerce válvulas de derivación o de seguridad, ni accesorios, ni perillas de control de gas.Asegúrese que los artefactos a gas tengan ventilación adecuada y no cubra las ventilaciones de los recintos en que se ubican.
Use cocinas a gas para calefaccionar. Dar a cada artefacto el uso para el que está diseñado.Lea y siga las instrucciones del fabricante para encender piloto y quemadores.
Utilice en interiores artefactos diseñados para uso en el exterior.Asegúrese que los medidores, reguladores de presión y cilindros de gas licuado estén accesibles y en buen estado.
Deje ni instale calefactores a gas portátiles o fijos en dormitorios o baños.Mantenga limpios y en buen estado artefactos, quemadores y sistemas de evacuación.

Cómo ahorrar gas

  • Mantén la calefacción de tu hogar a una temperatura entre los 19° y 21°.
  • Realiza una mantención periódica de tu calefón, así aprovecharás mejor su potencia útil. Los inyectores tapados, el intercambiador de calor sucio y el sarro acumulado en la cañería del serpentín, afectan la potencia del artefacto.
  • Para mantener el calor en tu hogar, siempre revisa que no existan filtraciones de aire.
  • Utilizar cortinas gruesas ayuda a conservar de mejor manera el calor dentro de la vivienda.
  • Si utilizas agua caliente en la ducha, en el lavamanos o lavaplatos, regule la temperatura desde el calefón. Al abrir el agua fría para regular la temperatura consumirás gas sin necesidad ya que tu calefón seguirá funcionando a alta potencia.
  • Cuando cocines, trata siempre de realizarlo con las ollas tapadas. Además, siempre utiliza los quemadores de la cocina en función al tamaño de las ollas, es decir, no utilices quemadores más grandes que el área a calentar.